Antes de preocuparte por tu experiencia de usuario, necesitas construir la cultura de tu producto.

Recientemente he estado escuchando de varios proyectos en donde hay una clara frustración por no poder llevar a “la realidad” buenas ideas, aún teniendo un buen equipo de trabajo, herramientas, experiencia y un problema interesante a resolver. Cuando tienes todas las piezas y aún así el proyecto sigue naufragando en las