La fórmula secreta para tener clientes felices

El choro introductiorio: ¿Por qué es importante la satisfacción de los clientes?