¿Qué son las emociones? — Por qué sentimos lo que sentimos

En este punto ya sabemos que nuestro cerebro es el principal responsable de crearnos una realidad subjetiva, sujeta a nuestros sesgos y modelos mentales, que puede adaptarse y modificarse según lo requerrimos de él. Pero ¿Y las emociones que sentimos? ¿Dónde quedan? En este programa vamos a desglozar todo lo que sabemos hasta ahora de dónde vienen las emociones y para qué sirven.

Contexto

¿Qué sabemos hasta este punto del cerebro? Vamos a comenzar recapitulando

En el Solcast #5 hablamos de modelos mentales — Hablamos de que un modelo mental es una idea que nuestro cerebro se forma de la realidad. Ese modelo está parcialmente moldeado por experiencias pasadas, pero también por conjeturas amalgamados en una sola definición de “lo que es real” que es subjetivo y varía de persona a persona.

En el Solcast #12 hablamos de cómo nuestro cerebro está conformado de distintas estructuras que trabajan en conjunto para hacer sentido de nuestra realidad. Hablamos de la ciencia detrás de la atención y cómo está sujeta a tener el coctel correcto de neurotransmisores para separar cosas que nos llaman la atención de las que no.

En el Solcast #13 hablamos de cómo toda esta estructura realmente está viva y en constante cambio adaptándose al uso que le damos, dependiendo de si constantemente estamos expuestos a nuevos estímulos o si dependemos más de repetir las mismas acciones una y otra vez. Platicamos de que esa adaptabilidad se llama neuroplasticidad.

En el Solcast #15 hablamos de cómo todo lo que percibimos pasa por una serie de filtros llamados “sesgos, que funcionan como atajos neuronales y ayudándole al cerebro a ser más eficiente y reduciendo la cantidad de tiempo que tenemos que pensar. Lo que implica que la gran mayoría de las cosas que hacemos, las hacemos en automático.

Entonces, en resumen ¿Qué sabemos hasta ahora del cerebro?

  1. El cerebro construye tu realidad, de manera completamente subjetiva, a partir de experiencias pasadas y conjeturas del futuro. La realidad de cada uno de nosotros es diferente.
  2. El cerebro es una máquina de predicción y dependiendo de que tan diversos sean los estímulos que enfrentas, puede adaptarse para aprender constantemente de esas predicciones o confirmar consistentemente una visión de la realidad establecida.
  3. Esas predicciones son fallidas porque en gran medida se originan de información incompleta, que el cerebro tiene que complementar de la manera más eficiente

Ahora, existe ese mito de que todo esto que hemos visto es la parte “racional” del cerebro. Aprender, entender, analizar… ¿Dónde está sentir? Las emociones son parte de la experiencia humana.

¿Dónde quedan las emociones dentro de todo este proceso? Pues vamos entrando en materia.

Definición

¿Qué es una emoción? Funcionalmente cuando pensamos en una emoción pensamos en “felicidad”, “tristeza” y el resto de los personajes de Inside Out. Podemos dar -ejemplos- de a lo que nos referimos con “emoción”, pero describir qué son no es tan sencillo.

Una definición es “una categorización de estados mentales”, de mediados de los 1800. Las características de las emociones es que son

  1. Diferenciadas. Enojo y tristeza son diferentes ¿no? Y podemos separar cosas que son emociones de las que no ¿cierto?
  2. Motivadoras. Impactan nuestro comportamiento
  3. Intencionales. Las emociones siempre están dirigidas alrededor de un objeto o contexto, porque tenemos emociones “apropiadas” y “no apropiadas”.
  4. Subjetividad. Nadie puede sentir lo que nosotros sentimos al grado en el que lo sentimos.

A lo largo del tiempo hemos ido evolucionando nuestro entendimiento de las emociones. Comenzamos por ver la expresión de la emoción y clasificarla, y luego conectándola a cosas más de fondo en nuestra neurobiología.

Primero entendimos la emoción misma y sus características,

Luego entender cómo las emociones afectan nuestra realidad, porque afecta cómo percibimos al mundo

Y más recientemente hemos entendido las emociones y su rol en la motivación (como vimos en el Solcast #12)

Mucho de esto ya es obsoleto. Así que si están tomando apuntes, tachen todo. Es obsoleto porque de los 90s para acá, hemos podido entender mucho mejor cómo funciona nuestro cerebro, lo que nos lleva a la definición contemporánea:

La definición más reciente es parte de un campo que se llama “Ciencia afectiva”, que sería el complemento de la ciencia cognitiva. La definición de emoción según la ciencia afectiva es: Una reacción compleja, que involucra experiencias, comporamientos y fisiología.

Las emociones son como lidiamos y como hacemos sentido de nuestras experiencias, y tienen 3 componentes:

un elemento de experiencia subjetivo,

un componente fisiológico y

un componente de comportamiento o de expresión.

Si se dan cuenta, la definición moderna es completamente lo opuesto a las primeras definiciones.

Primero, creíamos que las emociones controlaban nuestro comportamiento. Ahora sabemos que no es así, es al revés, nuestro comportamiento controla nuestras emociones.

¿Cómo funciona?

“¿Cómo que nuestro comportamiento controla nuestras emociones? Si nosotros pudiéramos, nos sentiríamos felices todo el tiempo. Yo no elijo sentirme triste, o desmotivado” Sé lo que están pensando, déjenme les explico.

Partamos de un concepto básico: Tu cerebro no tiene un cableado diferente para las cosas racionales y las cosas emocionales.

Es todo parte de la misma estructura, trabajando de manera colaborativa para hacer sentido de todo, de tu siguiente bocanada de aire, el siguiente paso que das, preparar la presentación para tu siguiente reunión y recordar ese meme que aplica perfecto en tu conversación de WhatsApp.

En el Solcast #12 hablamos de dos químicos: la dopamina y la sertotonina.

La dopamina, como vimos, es responsable de poner foco en una expectativa. Es la hormona que nos ayuda poner atención en algo y se libera cuando algo cumple una expectativa.

La serotonina es un químico que nos produce euforia, es el mecanismo que nos crea hábitos a largo plazo y es lo que nos ayuda a ver más allá del estímulo inmediato. La dopamina nos motiva a corto plazo, la serotonina a largo plazo.

Esa sensación de euforia y satisfacción. Corazón palpitante, pupilas dilatadas, cerebro imaginando cosas a mil por hora de emoción… también tiene otro nombre, si el contexto es diferente. Le podemos decir “ansiedad”

Cuando tenemos ansiedad, la dopamina nos está ayudando a visualizar mútiples escenarios, que en personas ansiosas suelen ser negativos, inciertos. Ese corazón palpitante y los ojos dilatados, bien puede pasarse por un ataque de pánico o de ansiedad.

¿Cuál es la diferencia?

  1. La reacción fisiológica es la misma,
  2. El comportamiento es similar (falta de racionalidad, comportamiento adictivo) Si viéramos a una persona altamente motivada o altamente ansiosa, puede que nos cueste trabajo diferenciarlas. Si han dado pláticas y les da miedo hablar en público, saben a lo que me refiero.
  3. Realmente la única diferencia es el componente de experiencia. La motivación la vemos como algo positivo. La ansiedad la vemos como algo negativo.

Lisa Feldman Barrett hizo un ejercicio muy interesante, en dónde trabajó con estudiantes universitarios y les ayudó a replantear que eso que sentían antes de presentar un examen era motivación, no ansiedad, y… los estudiantes se desempeñaban mejor.

Las emociones no nos controlan. Las emociones son una consecuencia. Las emociones nos ayudan a hacer sentido de las cosas que nos pasan, al contrario de la creencia popular de que las cosas que nos pasan, nos pasan por nuestras emociones.

Al igual que con el resto de las cosas que están almacenadas en tu cerebro, hubo un momento en dónde tus neuronas almacenaron información, relacionando un estímulo con una respuesta.

En algún momento aprendiste que cuando estás triste lloras, cuando estás contento ríes. En parte por la relación con tus padres y con tu aprendizaje con el mundo. En algún momento formaste la relación entre un contexto y una respuesta emocional.

De hecho, si lo piensas, esto nos permite entender por qué hay personas que no saben lidiar con sus emociones. Porque nunca han sido expuestas a cuál es la emoción directa, o relacionan ideas negativas a cosas como llorar o sentir empatía por otros. También por eso se forman relaciones enfermizas, como que haya gente que relacione cosas “negativas” con emociones positivas.

Si todos nos sintiéramos triste por lo mismo, la vida sería más fácil, porque todos podríamos sentir empatía por otros de manera mucho más intuitiva. Pero justo lo complejo de las emociones radican en que son tan únicas para nosotros como nuestros sesgos y nuestros modelos mentales.

Las emociones son una respuesta a un contexto, son una interpretación que generamos para hacer sentido de una situación, para procesarla. Estas interpretaciones pueden estar firmemente grabadas en nuestro contexto neuronal y ser respuestas automáticas. Cosas como el miedo, la ansiedad, la tristeza, el disgusto, todas son experiencias que en algún momento relacionaste con un tipo de contexto.

¿Para qué sirve?

Las emociones, según la doctora Feldman Barret, son parte de la regulación metabólica. Son como patrones que facilitan el procesar cosas que nos pasan.

Elemento de experiencia subjetivo — algo trágico nos pasa

Componente fisiológico — baja en la presión sanguínea

Componente de comportamiento — nos lamentamos

El cerebro relaciona estos tres componentes y los aprende como un patrón, que le ayuda a ahorrar energía tratando de adivinar qué hacer. Simplemente si algo así nos pasa, lo relacionamos con la emoción tristeza.

Elemento de experiencia subjetivo — caminamos por una calle oscura

Componente fisiológico — se acelera el corazón, liberamos adrenalina

Componente de comportamiento — caminamos más rápido

Esto es algo que el cerebro puede relacionar con miedo, que sentimos cuando no creemos que estamos seguros y que tenemos que estar alerta de algo que nos perjudica.

Hay gente que como no entiende sus emociones, cuando el cuerpo no sabe qué hacer, se enoja. Se han fijado a gente que hace algo inconsciente en la calle (pasarse un alto, aventar el coche) y se terminan ellos enojando? Eso es alguien que no sabe como procesar la verguenza, o la culpa.

O gente que llora por todo, porque no saben como procesar muchas de las cosas que les pasan. Es el cuerpo regulándose a si mismo, siendo eficiente, utilizando los caminos neuronales que se establecieron para hacer sentido de las cosas que nos pasan y “empaquetando” un conjunto de reacciones fisiológicas y emocionales en un gran paquete que llamamos emociones.

Entonces, las emociones usan exactamente el mismo camino neuronal que nuestros sesgos. Incluso podríamos decir que las emociones, en muchos sentidos, son exactamnte igual que los sesgos, atajos para generar eficiencia y que nos ayudan a responder a las cosas que nos pasan todos los días.

La implicación que eso tiene, es que igual que con los sesgos, podemos hacernos consciente de ellos y en algunos casos, hasta reprogramarlos.

Nir Eyal en Indistractable, dice que “puedes sentir cuando te vas a distraer”, puedes notar como tu atención comienza a irse, y como empiezas a sentir la tentación de leer Twitter o divagar. El dice que si llevas un registro exactamente de qué es lo que te está causando el impulso de distraerte, eventualmente puedes tomar pasos o acciones para cambiarlo.

Lo mismo con las emociones. Cuando te sientes triste, o con miedo, o feliz, puedes detenerte y analizar los tres componentes. El contexto, la reacción física y la reacción de comportamiento, y analizar si realmente la “emoción” que estás sintiendo es relevante en el contexto.

He tenido amigos que van a Europa y tienen miedo caminando solos y de noche. Pero realmente esa emoción ahí está fuera de lugar porque el riesgo de que pase algo es inexistente. Pero la emoción persiste. Si no hacemos nada para cambiarla, ahí va a seguir, pero si observamos qué es, la entendemos y la descomponemos, podemos resignificar las emociones, podemos controlarlas en vez de dejar que nos controlen a nosotros.

Entonces, las emociones trabajan para ti, al menos si estás dispuesto a invertir el tiempo, la dedicación y el auto estima de entenderlas y trabajar en ellas.

Lo mismo si quieres entender las emociones el alguien más, tratar de entender qué las causa, esto es algo que se llama “pronóstico afectivo” y hay una liga en la descripción por si quieren aprender más al respecto

Cierre

Vamos a dejarla ahí. Si aprendieron algo invítenme un café con la liga en la descripción, compartan este episodio a quien creen que puede servirle y déjenme un like y un comentario platicandome lo que aprendieron.

Háganme llegar sus dudas por acá, Twitter o Linkedin para contestarlas en las siguientes ediciones y no olviden revisar la descripción del video para notas y referencias.

Nos vemos el próximo miércoles y… Felices trazos.

Notas del programa

Experts in Emotion 19.2 — Daniel Gilbert on Happiness
https://youtu.be/fq9v6nGmHQc

You aren’t at the mercy of your emotions — your brain creates them | Lisa Feldman Barrett
https://www.youtube.com/watch?v=0gks6ceq4eQ

Emotion
https://plato.stanford.edu/entries/emotion/#DefiEmotWhatDesi

The Science Of Emotion: Exploring The Basics Of Emotional Psychology
https://online.uwa.edu/news/emotional-psychology/

The Mind at Work: Lisa Feldman Barrett on the metabolism of emotion
https://blog.dropbox.com/topics/work-culture/the-mind-at-work--lisa-feldman-barrett-on-the-metabolism-of-emot#:~:text=Instead%2C%20as%20psychologist%20and%20neuroscientist,see%2C%20hear%2C%20or%20taste.

Neuroscientist Lisa Feldman Barrett explains how emotions are made
https://www.theverge.com/2017/4/10/15245690/how-emotions-are-made-neuroscience-lisa-feldman-barrett

What is Affective Forecasting? Definition + Daniel Gilbert’s Work
https://positivepsychology.com/affective-forecasting/

How Emotions Are Made: The Secret Life of the Brain
https://www.amazon.com.mx/How-Emotions-Are-Made-English-ebook/dp/B00QPHURT6

Stumbling on Happiness
https://www.amazon.com.mx/Stumbling-Happiness-Daniel-Gilbert/dp/0007183135

Si quieres saber más de mí y de mi trabajo puedes

¡Felices trazos!

User Experience Architect / Curador @UXMexico /#UX / adriansolca.com

Get the Medium app

A button that says 'Download on the App Store', and if clicked it will lead you to the iOS App store
A button that says 'Get it on, Google Play', and if clicked it will lead you to the Google Play store