Storytelling — Aprendiendo a contar historias

Para nosotros, los humanos, todo es una historia. Desde las lecciones que aprendemos del pasado, hasta lo que nos imaginamos que trae el futuro. Cosas que nos motivan y que nos definen. Aprender a contar historias es una parte clave de comunicarte con otras personas y en este Solcast hablaremos de eso.

Contexto

Normalmente comenzamos todos los programas explicando el contexto en el que un término nace o se define, porque eso nos ayuda a contrastar que tan relevante puede ser para nosotros.

Pero en el caso del storytelling, es difícil dar contexto. Contar historias es un acto tan viejo como la humanidad misma. De hecho, podríamos decir que nuestra capacidad de contar historias es justo lo que nos permitió evolucionar como especie.

Antes de que existiera la escritura, contábamos historias como parte de una tradición oral que nos permitía compartir enseñanzas y aprendizajes de nuestros antepasados.

Cada humano no tenía que re-aprender a qué temer, porque se podía contar a través de una historia, lo que reducía la curva de aprendizaje y que cada generación tuviera más información que la generación anterior.

Conforme nuestra civilización ha ido avanzando, las historias se han ido adaptando, pero la fórmula se ha mantenido relativamente igual, y si observamos a algunas de las personas más influyentes, son influyentes por su capacidad para contar historias.

Las historias nos sirven para transmitir aprendizajes, valores, para entretenernos. Tenemos una predisposición a preferir las historias por encima de cualquier otro método de transmisión de ideas y eso implica que saber contar historias es una poderosa herramienta.

Hoy vamos a aprender qué compone una historia y cómo pueden ustedes aplicarla a su vida cotidiana.

Definición

“Una historia es básicamente una explicación de cómo y por qué la vida cambia” Dice una definición de que es una Historia en uno de los artículos del Harvard Business Review que está en la descripción del video.

Esa explicación consiste de una mezcla de 3 cosas:

  • Un momento en el tiempo en dónde todo está en balance hasta que de repente ya no lo está.
  • Un protagonista alrededor del cuál sucede el cambio en el balance en el tiempo
  • Un orden o estructura que nos permita observar justamente a ese protagonista lidiar con ese cambio en el balance.

Piensen en una historia clásica, una historia que hasta le puso nombre a un “tipo de historia”.

En la Odisea, nuestro protagonista Odiseo. Odiseo era uno de tantos soldados regresando de la guerra, ese es el balance, pero de repente Poseidon piensa “Que se joda este tipo en particular” y pues, ahí inicia la aventura más épica jamás contada, que incluye monstruos, caníbales, drogas, mujeres y enfrentamientos con los mismos Dioses.

Todas las historias, para ser historias, necesitan estos tres componentes. No podemos conceptualizar la idea de una historia sin un protagonista, Y de la misma manera un protagonista no existe si no es parte de una historia.

Estos son nuestros componentes básicos. Principe rescata a la princesa. Esclavo consigue su libertad. Carpintero hippie le cae gordo a los viejos barbones por sus ideas liberales, es condenado a muerte y revive al tercer día. Contar historias es algo que está grabado en nuestros genes, lo hacemos todos los días y es la manera en la que hacemos sentido de las cosas que nos pasan cotidianamente

Bueno, pero si es tan cotidiano y tan natural ¿Por qué es un tema que genera tanto mame y que aparece en decenas de listas de atributos y características profesionales? Pos para ver eso tenemos que entender exactamente cómo es que creamos historias.

¿Cómo funciona?

El concepto clave para entender el proceso de crear historias es algo que se llama ARCO NARRATIVO.

Todas las historias siguen una línea, una curva para ser más precisos. Inicio, ascenso, climax, desenlace.

Cuando vas a un restaurante, hay entrada, plato fuerte, postre.

Tu día cotidiano tiene un momento en el que despiertas, en el que pasan cosas interesantes y en el que te duermes.

Lo que hace que una historia sea una historia es que -algo- pasa. Y ese algo se puede graficar con esta curva.

Cada una de estas partes cumple una función.

  • El inicio o exposición

Esta es la parte de la historia que presenta al protagonista, establece un contexto y nos muestra lo que es “normal”. Esta parte es importante porque es la parte contra la que vamos a juzgar el resto de la historia.

Harry es un niño huérfano que vive bajo las escaleras.

Personaje: Harry

Contexto: Inglaterra contemporánea

Frodo es un Hobbit de Hobbiton celebrando el cumpleaños de su amigo Bilbo

Personaje: Frodo
Contexto: Tierra ficticia llamada Tierra Media

María era una niña de 14 años en Jerusalem

Personaje: María

Contexto: Asia occidental hace 2mil años

Piensen en la historia que ustedes quieran. En la exposición se establece lo que se llama “suspensión de incredulidad”. Esto es consecuencia de un sesgo, en dónde establecemos lo que es “normal” no en función de lo que objetivamente es normal, sino en función de lo que nos “parece” normal.

Si en una exposición te presento cosas supernaturales, tu cerebro acepta eso como una realidad en el contexto de esa historia, y curiosamente hasta establece “reglas” a cosas que no tienen por qué tener reglas en primer lugar. Pregúntenle a cualquier fan de Star Wars.

  • El “cuando un día”

En este momento es cuando se rompe esa exposición. Algo desvía a nuestro personaje de su vida cotidiana.

A Harry lo visita un búho, a Frodo le regalan un anillo, a María la embaraza una paloma. Algo sucede que afecta a nuestros protagonistas y es donde inicia el “desarrollo” de la historia, dónde se supone que empieza algo interesante.

Aquí lo que entra en juego es que proyectamos las dificultades de los personajes en nuestras propias dificultades. Nos cuesta mucho trabajo empatizar con personajes que enfrentan problemas que nosotros consideramos irrelevantes, así que la mayoría de las historias se mantienen en problemáticas “universales” para asegurar que cualquiera puede conectar con la historia.

Normalmente presentamos problemas como la pérdida de un ser querido, un corazón roto, una situación de injusticia. Cosas que a todos les pasan de una u otra manera. Esto es algo que nos permite conocer los problemas que enfrentaban los humanos en distintos momentos de la especie.

Algunas de ustedes en su adolescencia tal vez empatizaron con el problema de considerarse personas invisibles en su limitado círculo social y empatizaron con la idea de encontrarse con un vampiro guapo que brilla cuando le pega el sol y se hicieron fans de Twilight.

La fórmula de Pixar es que tiene que haber exactamente 3 de estos momentos, cada uno agregando una complejidad nueva, eso le da una característica “humana” a sus películas, porque en nuestras vidas rara vez un problema es seguido inmediatamente por una solución.

  • El Clímax

Conforme el arco narrativo va escalando y el personaje va avanzando en la historia, eventualmente se acumula tensión. El clímax es la resolución de esa tensión, donde se libera todo ese esfuerzo emocional y mental que has puesto en la historia.

El Clímax es la parte culminante de la historia. Rocky entrena 2 horas y media para pelear 10 minutos. Harry da vueltas en círculos para que Neville mate a Voldemort. Jesucristo es juzgado y condenado para terminar jugando a las escondidillas en una cueva.

Esta etapa crea un sesgo cognitivo que se le conoce como “la regla pico-final”. Básicamente nos dice que la gente recuerda una historia en 2 momentos. El clímax y el final. (por eso pico-final), y que no necesariamente recordamos todos los detalles de la experiencia. Eso nos habla de la importancia de este momento, si se siente satisfactorio, resolutivo.

Aquí hay otro componente importante. A los humanos nos encanta tener la razón, nos encanta poder predecir el resultado del clímax y que ese resultado se alinee con la preparación que hemos visto. En la mayoría de las historias el bueno gana porque eso es lo que nos hace sentir cómodos, y bien. Es lo que podemos predecir.

Cada vez que se hacen estudios con historias que tienen finales inesperados, la gente queda con una sensación incómoda, incompleta. Es aburrido, pero es lo que nuestro cerebro disfruta y premia.

  • El cierre

Si tu historia es buena, el viaje habrá cambiado al personaje y a pesar de que se vuelve a una “norma” las cosas no se quedan iguales, tienen consecuencias. Si tu historia es mala, es como si nada hubiera pasado

Este es el segundo momento que la gente normalmente recuerda de sus experiencias, generalmente evaluamos si el final hace sentido con el climax, si efectivamente fue resolutivo y satisfactorio.

Entonces, así es como se crea una historia

Ahora, cualquiera puede crear historias, pero hacer -buenas- historias es un arte. Crear personajes creíbles, multidimensionales, con los que podemos empatizar, que crecen y son moldeados por sus experiencias, que enfrentan retos que parecen insuperables pero eventualmente escalan. Es un arte.

Pregúntenle a todos los fans que todavía están enojados con Game of Thrones.

Las historias interesantes tienen quiebres en esta curva, que te agarran por sopresa pero igual son plausibles dentro del contexto de la historia, son interesantes, cautivantes y te invitan a invertir atención y tener un viaje emocional con la historia. Me gustaría poderles dar una receta para hacerlo, pero la verdad es que es que no hay.

Neil Gaiman dice que es un ejercicio de constancia de empujar a través de historias que no te gustan y tratar de terminar.

Ed Sheeran dice que es un tema de volumen, si escribes 300, 400, 1000 historias, eventualmente algo va a ser bueno.

George RR Martin prefiere no terminar la historia y mejor leer las teorías de sus fans.

Stephen King solo mira que tiene en su escritorio y lo convierte en algo que mata gente.

Como les digo, es un arte.

¿Para qué sirve?

Los humanos tenemos una percepción lineal del tiempo, percibimos nuestras experiencias como cosas que pasaron antes, como cosas que están pasando ahora y como cosas que van a pasar. Así que contar historias es la mejor manera que tenemos de comunicar experiencias, porque se adaptan a nuestra manera de hacer sentido de la realidad.

Una historia nos puede ayudar a advertir de las consecuencias de ciertas decisiones, o nos puede ayudar a recordar y mantener vivos sucesos que ya pasaron.

Contar una historia de la que el lector se puede sentir el personaje principal nos puede ayudar a crear experiencias que la gente percibe como propias. Por eso algunas historias a propósito tienen personajes sin carisma y sin características identificables, para que todos podamos sentirnos ese protagonista.

En el contexto profesional, contar historias nos ayuda a darle una dimensión más humana a lo que podrían ser únicamente números y datos. Muchos productos mediocres son mediocres porque la gente que trabaja en ellos no conoce la historia de la gente que los usa, solamente ven números en una base de datos y gráficas en Google Analytics.

Cierre

Vamos a dejarla ahí. Si aprendieron algo invítenme un café con la liga en la descripción, compartan este episodio a quien creen que puede servirle y déjenme un like y un comentario platicándome lo que aprendieron.

Háganme llegar sus dudas por acá, Twitter o Linkedin para contestarlas en las siguientes ediciones y no olviden revisar la descripción del video para notas y referencias.

Nos vemos el próximo miércoles y… Felices trazos.

Notas del programa

12 ejemplos de storytelling que han hecho historia (y qué puedes aprender de ellos)
https://blog.hubspot.es/marketing/ejemplos-storytelling

The Neuroscience of Story: How Stories Change Our Brains
https://medium.com/storiusmag/the-neuroscience-of-story-how-stories-change-our-brains-7ed955b76f03

What Brain Activity Can Explain Suspension of Disbelief?
https://www.scientificamerican.com/article/what-brain-activity-can-explain-sus/

Why Your Brain Loves Good Storytelling
https://hbr.org/2014/10/why-your-brain-loves-good-storytelling

Peak-end rule
https://www.behavioraleconomics.com/resources/mini-encyclopedia-of-be/peak-end-rule/

Storytelling That Moves People
https://hbr.org/2003/06/storytelling-that-moves-people

6 Rules of Great Storytelling (As Told by Pixar)

https://medium.com/@Brian_G_Peters/6-rules-of-great-storytelling-as-told-by-pixar-fcc6ae225f50

El diseño como storytelling
https://www.amazon.com.mx/dise%C3%B1o-como-storytelling-Ellen-Lupton/dp/8425231868

Si quieres saber más de mí y de mi trabajo puedes

¡Felices trazos!

User Experience Architect / Curador @UXMexico /#UX / adriansolca.com

Get the Medium app

A button that says 'Download on the App Store', and if clicked it will lead you to the iOS App store
A button that says 'Get it on, Google Play', and if clicked it will lead you to the Google Play store